C/Núñez de Balboa, 120 28006 Madrid | Email: info@zoomlabs.es | Teléfono: 918281855

Lo efímero de las noticias frente a lo perenne de Internet

no speak

En boca cerrada no entran moscas. Una antigua sabiduría popular, que nos reza la importancia de saber mantener nuestros labios “sellados” en ocasiones, más conocida en el mundo del marketing como “efecto Streisand”.

En España se conocen varios casos de esta acción, a citar el caso Ramoncín con el canal de YouTube de la revista El Jueves o el de las fotos de las hasta entonces desconocidas hijas de Zapatero. Ambas actuaciones intentaron ser censuradas, pero redundaron en una masiva publicidad ya que la información en Internet corrió como la pólvora.

Porque las noticias son efímeras, porque los hechos, las acciones y los comentarios son pasajeros, pero a veces un paso en falso puede hacer perpetuarlas en lugares como la red de redes, donde el olvido es difícil y el bastón de mando lo tienen la gran masa de usuarios que no atienden a consejos de censura.alakrana

A finales de octubre saltaba en nuestros televisores, radios y cuentas de correo la noticia del secuestro del atunero vasco Alakrana, un pico  en el aumento de búsquedas de su nombre señala que los españoles nos preocupamos por la noticia, pero de la misma forma y el mismo furor pasaremos a olvidarnos, como se puede observar sus búsquedas han descendido considerablemente aunque todavía queden muchas aristas sin determinar.

Los hechos perecen pero es un efecto habitual cuando desde el informativo de turno bombardean al espectador, que en media hora visiona veinte noticias, 15 de desgracias y política y 5 de deportes, de las que cuatro y media son fútbol.

Pero y ¿qué efecto tiene internet en todo esto? A comienzos de junio de este mismo año Berlusconi, el primer ministro italiano, ocupó la primera plana de la información internacional a causa de unas fotos más que comprometedoras de algunas visitas en su villa. Il Cavaliere, que controla gran parte de los medios de comunicación de su país, vetó esas imágenes pero el diario El País se hizo con ellas, las publicó y hoy cuando en Google escribes “Berlusconi” la segunda entrada es un enlace al reportaje gráfico de dicho periódico.

La presencia online es necesaria, porque los usuarios están ahí siguiendo a su marca de toda la vida, o bien a otra porque ésta no está. No obstante, hablamos de un seguimiento, un camino común compartido y no de una acción única y esporádica que aparezca de forma espontánea con un fuerte impulso pero desaparezca de la misma forma.

Por eso recomendamos tres acciones:

1. Monitoriza tu negocio para saber cuáles son las conversaciones en las que apareces.

2. Si las conclusiones que obtienes de la primera acción son negativas no intentes vetarlas, intenta cambiarlas, modificarlas al aspecto positivo, porque si no el intento de censura las convertirá seguramente en hechos con mucha más audiencia.

3. Sumérgete en la web a través de una base positiva y mantenla, trabaja en ella para mejorarla y no hagas que desaparezca después de una campaña. A largo plazo observarás los resultados.

Who is Alodia Isidro

You need update your bio: Edit your profile

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

BACK