C/Núñez de Balboa, 120 28006 Madrid | Email: info@zoomlabs.es | Teléfono: 918281855

Por qué vincular las emociones a nuestros contenidos en redes sociales

No cabe duda que la esencia de las redes sociales es, precisamente, el carácter de relación a nivel social que permite. Las redes sociales surgieron bajo esa necesidad humana de relacionarse y establecer vínculos con otras personas, ya lo decía Masslow, que en su famosa pirámide de necesidades humanas incluía la necesidad de afiliarse y tener afecto por parte de personas del propio entorno y, en un siguiente término, la necesidad de poseer una buena reputación y un determinado status en la sociedad. En este punto intermedio se sitúan las redes sociales, que cubren el espectro entre el reconocimiento social por parte de otros, respecto a lo que pensamos y difundimos, y el hecho de establecer relaciones con círculos de nuestro interés, tanto a nivel personal como profesional.

Un estudio publicado en la revista especializada en materia psicológica Psychological Science también relaciona el ámbito emocional con las redes sociales, pues afirma que las plataformas como Facebook, Twitter, Google+, etc. facilitan la comunicación entre las personas. El estudio además subraya la idea de que los millones de mensajes intercambiados al día a través de las redes sociales están motivados por las emociones de los usuarios, y que el hecho de utilizar estas plataformas para este fin nos satisface psicológicamente como individuos, ya que nos permite de algún modo canalizar todos esos sentimientos de tristeza, ira, alegría…

Las campañas de Marketing y Publicidad han estado siempre estrechamente vinculadas con las emociones del consumidor, para intentar atraerle y vincularle con la marca. En el universo del Social Media Marketing el poder de la Psicología es también extremadamente importante: una buena campaña en redes sociales no puede ir desligada de los vínculos emocionales con nuestros clientes si queremos verdaderamente llegar a ellos y hacerles partícipes de nuestras ideas. Pero cuidado, no confundamos la vinculación con las emociones del cliente con engañarle a través de acciones desleales que invadan su subconsciente, sino como una forma de atraer la viralidad de nuestros contenidos a través de esa apelación a los sentimientos de nuestros destinatarios. Así lo demostraba el estudio publicado en Psychological Science, que llegaba a la conclusión de que los contenidos que despertaban algún tipo de sentimiento o emoción en el usuario eran más propensos a compartirse con otras personas.

En definitiva, queda claro que vincular nuestros contenidos a las emociones del consumidor nos hace llegar a él de forma mucho más directa y creando una relación de cercanía que transmita una serie de valores que refuercen esa sensación de pertenencia al grupo y reconocimiento del consumidor. Empezar a relacionar las emociones con nuestras acciones y contenidos en las redes sociales es una manera de entender lo que quiere y piensa el consumidor, para mejorar nuestra relación con él y satisfacer mejor sus necesidades.

 

Fotografía: Carlos Caicedo

Who is David Planelles

You need update your bio: Edit your profile

0 comments

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

BACK