C/Núñez de Balboa, 120 28006 Madrid | Email: info@zoomlabs.es | Teléfono: 918281855

Influidos psicológicamente por las redes sociales

Se han escrito cientos de artículos y se han pronosticado miles de consecuencias en el uso de las redes sociales a nivel mundial: en cuanto a los efectos en la Economía y los beneficios de las compañías, su influencia en el comercio electrónico y en el aumento de los dispositivos móviles inteligentes, o incluso sobre qué tipo de papel tuvo el Social Media en las revoluciones sociales que agitaron el Planeta el pasado año.

Es indudable que las redes sociales han revolucionado nuestras vidas desde el punto de vista económico y social, e incluso numerosos estudios han intentado establecer una radiografía del llamado “consumidor social” para conocer cómo las marcas pueden influir y persuadir en sus decisiones de compra. Pero ¿qué efectos psicológicos emanan del uso repetitivo y continuado del Social Media a nivel individual?

Las redes sociales han creado una forma completamente nueva de relacionarnos, que parte de la creación de nuestra identidad virtual. Ésta no depende de nuestras características como personas, es decir, no está conformada por nuestros rasgos de personalidad, ni físicos, ni siquiera por nuestra ocupación o relaciones personales. Nuestra identidad virtual se alimenta única y exclusivamente por lo que nosotros estemos dispuestos a “revelar” a nuestra comunidad de contactos en la Red. Esto puede llevar a la creación de identidades falsas en las plataformas sociales, que como ya hemos visto en numerosas ocasiones, los personajes de relevancia pública se llevan la peor parte (no olvidemos la reciente noticia sobre la suplantación de identidad de varios ministros del Gobierno español por un periodista italiano).

Sin embargo, el Departamento de Psicología de la Universidad de Texas ha llevado a cabo un estudio sobre los usuarios en Facebook y ha establecido que existe una correlación entre el comportamiento que llevamos en las redes sociales y el de nuestra vida real. Así, afirma que las personas más extrovertidas tienen un mayor número de contactos y tienen un mayor grado de interacción en la Red, mientras que aquellos más introvertidos priorizan su privacidad al máximo en su perfil, o quienes cuentan con un sentimiento de la responsabilidad más agudo, disminuyen su tiempo en Internet de forma considerable. La foto de perfil también revela mucho de nuestra identidad virtual y también personal, pudiendo distinguir los diferentes tipos de personalidades con tan sólo echar un vistazo al avatar de la persona en cuestión: el no-identificado, el que muestra al completo su vida personal, el profesional o el que se resguarda detrás de la imagen un personaje irreal.

Médicos especialistas han empezado a diagnosticar en sus pacientes un auténtico síndrome de adicción al Social Media. Lo vimos recientemente en la campaña de Nestea basada en la historia real de un Twitter-adicto, e incluso algunos médicos ya han diagnosticado una serie de síntomas que identifican un problema de dependencia de las redes sociales: sensación de ansiedad al no poder conectarse a la Red, la preferencia de estar en las redes sociales antes que realizar otras actividades en la vida real, o no conseguir satisfacción hasta la respuesta a un comentario o a una invitación de amistad, son algunos de ellos. Más peligroso aún resulta la idea de que incluso lleguemos a confundir nuestra identidad real con la virtual, e incluso que suplantemos nuestra vida en la Red por la que pasamos enganchados a nuestro perfil en Facebook. La aplicación para Facebook TweetPsych elabora una radiografía de nuestra personalidad a partir de nuestras publicaciones en Facebook, dividiéndolas por categorías como control, ansiedad, atado al pasado o actitud positiva, entre otros.

Por todo ello, es evidente que las redes sociales influyen en nuestra capacidad de decisión a la hora de comprar un producto y también en nuestra vida personal. Un uso medido y controlado es la mejor fórmula para no volvernos dependientes de nuestra vida recreada en las redes sociales y que nunca caigamos en el síndrome de adicción al Social Media.

Imagen: Por tnarik

Who is David Planelles

You need update your bio: Edit your profile

0 comments

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

BACK