C/Núñez de Balboa, 120 28006 Madrid | Email: info@zoomlabs.es | Phone: 918281855

El impacto del Social Media

Si algo ha ocasionado el Social Media en apenas unos años, tras su nacimiento, desarrollo y asentamiento, ha sido un verdadero impacto a todos los niveles. En primer lugar, las redes sociales han repercutido en nuestra vida personal, modificado nuestra forma de entender la relación con nuestros contactos y ampliando considerablemente nuestra disponibilidad, pues en la actualidad estamos conectados las 24 horas del día desde prácticamente cualquier lugar. También han abierto un nuevo campo de acción de las marcas, permitiéndoles el acceso a nuevos nichos de mercado, así como han sido las indiscutibles aliadas del comercio electrónico el pasado año. Pero el verdadero impacto de las redes sociales va mucho más allá de lo que, en un principio, puede parecer.

Hace unos días, la consultora Deloitte publicaba un informe que trataba de delimitar la influencia de Facebook en el conjunto de la economía y el empleo de la Unión Europea. Los datos fueron apabullantes: La compañía de Mark Zuckerberg aporta 15.300 millones de euros al PIB de la UE y genera 230.000 puestos de trabajo sólo en territorio comunitario. Parece que no le va nada mal a la red social en el mercado europeo, del que se cree que las pequeñas y medianas empresas han sido la base de su éxito. España se queda con el 9% de esta actividad en Europa, creando 20.000 puestos de empleo y aportando a la Economía de nuestro país 1.400 millones sobre el PIB.

 

 

Además, tras el dato de la caída en un 8% de la inversión publicitaria en 2011, TBG Digital publicaba “Global Facebook Advertising Report” en el que se auguraba todo lo contrario para el sector del Social Media: en este estudio se afirmaba que el CTR de la Publicidad en Facebook había aumentado un 18% el pasado año.

Con estas cifras parece inminente la esperada salida a Bolsa de Facebook, que según el Wall Street Journal, se producirá mañana mismo. Posiblemente será una de las mayores operaciones de la Historia de Internet, pues se prevé que se coloque como la sexta más grande de Estados Unidos y que quintuplique la salida a Bolsa de Google en 2004. Su valoración se estima por encima de los 100.000 millones de dólares.

En este sentido, no es de extrañar que muchos ya consideren a las redes sociales como el “Quinto Poder”, tras su papel fundamental en las movilizaciones de la Primavera Árabe o el fenómeno del 15-M. Ante esta creciente influencia, el Departamento de Seguridad de Estados Unidos ya monitoriza las redes sociales más populares en búsqueda de información relevante, o incluso ayer mismo nos hacíamos eco de la noticia de dos turistas cuya entrada en el país ha sido denegada tras sus comentarios en Twitter.

En definitiva, las redes sociales se configuran como la más relevante plataforma de difusión de contenidos, movilizaciones y acceso directo a las marcas como hasta ahora nunca se había gestionado: Influencia, repercusión e impacto social y económico son las tres claves del Social Media en la sociedad dominada por Internet.

 

Gráfico: Impacto Facebook en la Unión Europea. ¡Gracias!

La “televisión social” llega con fuerza

Desde la digitalización del mundo moderno, se ha propiciado la llegada de una nueva tipología de consumidor cuyo nivel de exigencia, dificultad de ser sorprendido y necesidad de nuevas experiencias es infinitamente mayor al del consumidor tradicional.

Esta demanda más especializada y concreta también se aplica a la oferta televisiva: El usuario demanda contenidos multimedia que le aporten “algo más” que lo que hasta ahora le ofrecía la televisión analógica y digital. Según datos del informe “La Sociedad de la Información en España 2011”, del que ya os hablamos en un post anteriorel 52,4% de usuarios consumen contenidos multimedia a través de la televisión, por encima de otros dispositivos como el portátil (42,6%), el ordenador de sobremesa (37,9%), o el móvil (27,8%), .

De esta forma, la televisión se configura aún como la reina indiscutible en cuanto a oferta de contenidos, pero quiere ampliar su espectro para llegar a un número de usuarios más amplio y no perder la batalla respecto a otros soportes. Esta “renovación” de la televisión parte de la obligación de convertirse en plataforma multiusos: sincronización con otros dispositivos, más interacción con el consumidor, necesidad de ser móvil y, por encima de todo, conexión a Internet para ofrecer multitud de servicios.

De esta idea surge un nuevo concepto que desbanca lo que hasta ahora conocemos sobre la televisión digital: La denominada como “televisión social”. ¿En qué consiste? En crear una red de usuarios en Social Media que genere un mayor volumen de conversación sobre los contenidos televisivos, o lo que es lo mismo, la posibilidad de que los usuarios puedan comentar en tiempo real el desarrollo de determinados programas de televisión.

El resultado de esta iniciativa no sólo ha sido satisfactorio, sino que, produciéndose esta interacción con los usuarios, ha aumentado la audiencia de estos formatos: MN Incite y Nielsen publicaron un estudio en el que se concluía que por cada 9% de volumen de mensajes en las redes sociales, se conseguía un 1% más de audiencia en el programa.

 

 

En este sentido, Twitter se erige como el compañero perfecto de la televisión: crea una segmentación de usuarios, su efecto viral es mayor que en cualquier otra plataforma y se comparten contenidos en tiempo real.

Apple no ha querido quedarse atrás en esta revolución que se plantea en torno al futuro de la televisión y ya ha previsto el lanzamiento en 2012 de la bautizada como iTV, según los rumores. Aún son muchas las incógnitas que rodean al lanzamiento de esta televisión de Apple, pero sin duda se prevé como el auténtico paradigma de la “televisión social”: Disfrute en streaming de películas y series en HD, descarga de aplicaciones, gestión a distancia desde el propio teléfono móvil y, cómo no, la posibilidad de navegar por la Red.

 El futuro del medio televisivo indiscutiblemente pasa por una renovación absoluta de la oferta y funcionalidades que la televisión ha ofrecido hasta el momento. La “televisión social” ha llegado con fuerza y este es su momento.

 

Gráfico: Extraído del estudio de Nielsen y MN Incite sobre el impacto de las redes sociales en las audiencias televisivas. ¡Gracias!

El perfil más demandado: Community Manager

La figura del Community Manager, a la cual el pasado 23 de enero se le rendía homenaje, ha sido una de las profesiones más recientes que la expansión y consolidación del espacio del Social Media ha permitido crear.

Sobre este perfil profesional sabemos mucho de las labores que le son encomendadas: crear, dinamizar y gestionar una comunidad en la Red, o lo que es lo mismo, generar una comunicación activa con los usuarios y proporcionar contenidos relevantes en la Red, que nos ayuden a forjar una buena reputación online y nos vincule con nuestros clientes en torno a nuestra imagen de marca.

Sin embargo, muy poco sabemos sobre las personas que están detrás de esta gestión de las redes sociales. Social Fresh ha querido acercarnos más a la figura del Community Manager y proporcionarnos una completa descripción del perfil de este profesional del Social Media:

  • En su mayoría la profesión está compuesta por mujeres, que cubren el 65% de los puestos, mientras el 35% de los CM son hombres.
  • Tiene un perfil muy joven, pues el 39% de los profesionales tiene una edad comprendida entre los 25 y los 30 años. Es seguido de un 27% de perfiles entre los 31 y los 40 años, así como es destacable que únicamente el 3% tienen más de 50 años. Sin duda se trata de la profesión de los jóvenes profesionales en la actualidad, relacionados e involucrados más que nunca en las redes sociales.
  • 2 de cada 3 Community Managers trabajan para una marca determinada, mientras sólo el 32% de los profesionales trabajan para agencias.
  • El 63% de los profesionales dedican más de 30 horas semanales a la gestión de su comunidad. De estos, según este estudio, el 26% dedican más de 50 horas a la semana a esta labor.
  • En su mayoría se encargan de crear contenido en Internet, seguido de otras labores como la creación de un compromiso en Facebook (19%) o de encargarse del servicio al cliente (13%).
  • La plataforma donde más resultados se obtienen de la labor del Community Manager es Facebook (55%), seguida de Twitter (24%), foros (10%) o Blogs (7%).

En este sentido, la profesión de Community Manager se presenta como una de las que más posibilidades abre a las marcas en sus estrategias de Marketing online y con mayor proyección de futuro. De hecho, según el Observatorio del Mercado Laboral de los Profesionales del Marketing, la Comunicación y la Publicidad Digital, actualmente la demanda del 43% de perfiles profesionales en el sector del Marketing corresponde a Community Managers.

En definitiva, no cabe duda de que el perfil del Community Manager es clave a la hora de abordar los objetivos y estrategias online de las marcas actualmente: Se trata de la representación de la compañía en las plataformas de Social Media, así como el vínculo directo entre la marca y los consumidores. Una buena gestión en Social Media Marketing implicará una comunicación activa con los usuarios, recepción y gestión de sus quejas y preguntas, además de la elaboración de una estrategia eficaz en torno a la imagen de marca que logre esa atracción hacia clientes actuales y potenciales.

La figura del Community Manager, o lo que es lo mismo, de una persona encargada de cuidar, gestionar y cautivar a nuestra comunidad de clientes en la Red es más necesaria que nunca, y las marcas lo saben.

Os dejamos con el informe de Social Fresh del que os hemos hablado, “The 2012 Community Manager Report”.

 

La Sociedad de la Información en España 2011

En el post de hoy nos hacemos eco de la presentación de uno de los estudios más esperados y que finalmente se ha presentado esta semana en Madrid: El “Informe de la Sociedad de la Información en España 2011”, llevado a cabo por la Fundación telefónica y que ha querido establecer un mapa de la situación y experiencia de los consumidores españoles en el plano de las telecomunicaciones.

El primer dato relevante que nos ofrece el estudio es la confirmación del cambio radical y absoluto que los hogares españoles han sufrido en cuanto a su creciente digitalización. En concreto, el 67% del total de españoles es internauta y, de ellos, el 71,4% accede de forma diaria a Internet. ¿A qué se debe este aumento? Una de las causas principales es, sin duda, la expansión del Social Media en la vida cotidiana de los consumidores digitales en España. En este plano destaca la figura del “comunicador digital permanente”, es decir, el usuario que comparte continuamente contenidos en la Red y está presente en las redes sociales de forma asidua. Bajo esta definición, se estima que en España más de un millón de usuarios están conectados a las redes sociales en tiempo real, así como se prevé un crecimiento en los próximos años de esta tendencia, pues el 29,3% de los internautas aumentará su presencia en las redes sociales o se unirá a nuevas plataformas.

Además, el porcentaje de usuarios que actualizan sus perfiles y visitan regularmente las redes sociales se ha incrementado de forma notable, pasando del 39% al 56% en tan sólo un año. Con estos datos, España se sitúa por encima de la media europea, lo que resulta, cuanto menos, destacable.

En relación a estas cifras, el potencial del Social Media se vislumbra como centro indiscutible del cambio radical en las vías de comunicación de las nuevas generaciones: las redes sociales se configuran como el tercer medio de contacto entre los más jóvenes, únicamente por detrás del teléfono móvil y la comunicación en persona.

Finalmente, el comercio electrónico es otra de las claves a destacar dentro de este camino hacia el consumo digital, pues ha crecido un total de un 23,1% respecto a 2010 y ha llegado a alcanzar un volumen de negocio de más de 2.000 millones de euros solamente en los seis primeros meses de 2011.

Como último apunte os dejamos con un dato que nos debe hacer pensar sobre cómo Internet es ya una parte indispensable en nuestras vidas: Según el informe de la Fundación Telefónica, el 50% de los estudiantes y el 48% de los jóvenes profesionales considera Internet como un elemento indispensable en sus vidas, igual que el agua, la vivienda o la comida. Es decir, la Red se percibe por los usuarios españoles como un recurso totalmente imprescindible para sus relaciones personales, profesionales y sin el cual, no entenderían su día a día.

Os dejamos un vídeo-resumen del “Informe de la Sociedad de la Información en España 2011”, donde se recogen los datos más relevantes.

Desechar las malas prácticas en Social Media

 

Después de un período de adaptación y conocimiento por parte de las marcas del escenario que se abría ante ellas en las redes sociales, las compañías han ido centrando sus esfuerzos en Social Media Marketing tras entrever el potencial de actuación que podían llegar a obtener en este nuevo ámbito de actuación.

Sin embargo, durante este tiempo de experimentación en Social Media no todo han sido buenas noticias. Muchas empresas han creído que bastaba con estar presente en todas las redes sociales imaginables para conseguir un retorno de su inversión en un tiempo récord, cosa que no ha sido así. Esta idea parte de un concepto erróneo de qué es y qué utilidades tiene el Marketing en redes sociales para las compañías, por lo que tenemos que empezar a preguntarnos: ¿Sabemos qué debemos potenciar y qué desechar en nuestra estrategia online?

  1. Hay que aportar un valor diferenciado al consumidor para que este nos elija: Según un estudio de Havas Media, a la mayor parte de los consumidores les daría exactamente igual que desaparecieran del Mercado el 70% de las marcas actuales. Este informe, realizado a más de 50.000 usuarios de 14 países, demuestra que las marcas están fallando en su estrategia de vinculación con su público, ya que únicamente el 20% de las marcas tienen un impacto notable en la calidad de vida de los consumidores. Nuestra presencia en la Red debe diferenciarnos de nuestros competidores y crear un valor añadido a nuestra marca.
  2. La unión de sinergias en nuestra estrategia online: Muchas compañías son conscientes de la necesidad de vincular todas nuestras acciones en la Red para crear una estrategia conjunta que tenga óptimos resultados. En este sentido, debemos prestar atención a sectores como el e-mail Marketing, pues según la lista “Dirty Dozen”, España se encuentra en el puesto número 24 del ranking de países que más spam envían. No olvidemos que “bombardear” a nuestros clientes con correos electrónicos que no aportan información relevante o que se reiteran hasta la saciedad, provocará el efecto deseado al que pretendemos conseguir.
  3. Aprovechar el potencial de las redes sociales en torno al e-commerce: Sin duda, el comercio online se está beneficiando (y mucho) de la acción de las marcas en las redes sociales. Una encuesta realizada recientemente por JanRain revela que el 83% de los consumidores valora los comentarios positivos de sus contactos en las redes sociales a la hora de decidirse a comprar un determinado producto, por lo que las redes sociales se configuran como auténticos espacios de promoción de las marcas. Además, este mismo informe afirma que 77% de los consumidores están de acuerdo con que la web donde quieren comprar le ofrezca la oportunidad de acceder con sus datos de usuario de sus redes sociales. La unión del comercio online y las redes sociales cada vez está más aceptada y mejor valorada por los usuarios, por lo que debemos aprovechar esta oportunidad que nos brinda esta interacción entre ambos sectores.

Por todo ello, si algo hemos aprendido de nuestra andadura por el Social Media Marketing es que las redes sociales son auténticas potenciadoras o, por el contrario, detractoras de la reputación online de las marcas, según sea administrada por parte de las compañías. En este sentido, establecer un vínculo con nuestro público objetivo parte inevitablemente de establecer una comunicación activa y de aportar contenidos relevantes para ellos en la Red, potenciando esa relación con la marca y su imagen y, en definitiva, aprovechando las infinitas oportunidades que nos brinda el Social Media en la actualidad.

 

Comprar fans o cómo perder clientes al instante

La compra de fans, principalmente en la red social con mayor número de usuarios y mayor capacidad de penetración, es decir, en Facebook, se ha convertido en una práctica que viene siendo habitual en las marcas que creen que “más” equivale a “mejor”.

En esta vorágine por conseguir más y más seguidores en las redes sociales, se ha creado un mercado de compra-venta de usuarios, en los que resulta muy fácil adquirir por un módico precio un pack de nuevos adeptos a tu marca. Es decir, por unos 130 dólares o 150 euros puedes tener en tu página nada más y nada menos que 1.000 nuevos seguidores de tu marca sin haber hecho absolutamente nada. Vienen en paquetitos de 1.000, 2.000 o 3.000, ya envasados y preparados para el consumo. Como si se trataran de aceitunas.

Pero no es oro todo lo que reluce. Estos fans nadie sabe de dónde han salido y, lo que es más relevante aún, cómo se han conseguido. Es decir, la segmentación es absolutamente nula y con toda seguridad no se corresponderá con el mercado objetivo al que queramos dirigirnos. Eso sin mencionar el debate moral que puede suscitar para las propias compañías esta acción, cuanto menos, cuestionable, que incluso roza los límites de la legalidad. No olvidemos que estos nuevos seguidores no saben cómo se han hecho fans de la marca en cuestión o, en el peor de los casos, ni siquiera son conscientes de que ha sido parte de un intercambio comercial.

 

 

Esta situación propicia que, en el caso de darse cuenta, el fan “comprado” se revele contra la marca y se produzca un “efecto boomerang” de rechazo hacia la misma, así como que este se extienda por toda su red de contactos, pues no olvidemos que el “boca a boca” muchas veces es nuestra mejor o peor publicidad. En definitiva, la compra de fans, una inversión que en un principio puede resultar tentadora para empresas que quieran darse a conocer e incrementar su radio de acción, puede tener el efecto totalmente contrario al esperado. Además, ya existen aplicaciones que automáticamente crean cuentas en Facebook y que no se corresponden con usuarios reales, lo que aumenta el escenario de irrealidad en el que se asienta este tema.

En definitiva, lo más importante a entender de este asunto y de lo cual las marcas deberían sacar una importante lección es que los seguidores se ganan, no se compran. Aunque tengamos una comunidad muy numerosa de fans, no quiere decir que estos se vayan a convertir en clientes. Una  línea de comunicación eficaz y activa en Social Media podrá reunir al público potencial y objetivo en torno a la marca e influir en ellos: Comunicación, estrategia y Social Media Marketing integrado en la consecución de objetivos de nuestra marca son los únicos pilares para crear una verdadera interacción con nuestros clientes en las redes sociales.

Infografía: Original de Michele Caivano. Muestra los números de usuarios de Facebook por países. Datos recogidos en enero de 2012.

Redes, consumo y usuarios

Podría parecer que los conceptos “compra” y “redes sociales” son variables antagónicamente opuestas, pero la experiencia en torno al comercio online nos ha demostrado todo lo contrario en los últimos años.

De nuevo os traemos los resultados de un reciente informe que confirma que el tándem Social Media-comercio online es el presente y futuro de las marcas en la actualidad. En este caso, Sensemetric ha sido la encargada de establecer un análisis sobre la influencia de las redes sociales en los hábitos de compra de los usuarios. Según la compañía de monitorización en Social Media, el 93% de los consumidores basan su decisión de comprar un determinado producto en la información que obtienen en Internet.

En este sentido, el mercado que ha abierto la extensión de los dispositivos móviles entre los usuarios parece inagotable. La necesidad de estar conectados en cualquier momento y desde cualquier sitio, ha propiciado que los clientes también se afiancen en las compras online a través de su smartphone o su tablet. En concreto, según un estudio realizado por Adobe Digital Marketing Insights, los usuarios de tabletas gastan un 54% más en sus compras online que los usuarios de smartphones y un 21% más que los que compran a través de un ordenador. Es decir, parece que las estrategias en Marketing online se irán definiendo a través de este tipo de dispositivos, que no dejan de aumentar no sólo en cuanto a número de usuarios, sino también en cuanto a su uso como herramienta de compra online.

Por todo ello, parece que las estrategias de las marcas para atraer al consumidor pasan inevitablemente por la Red. Es por ello que las compañías se esfuerzan por entender a este usuario del Social Media e intentar formar una radiografía de su comportamiento. Forrester ha elaborado un informe al respecto, y afirma que mientras norteamericanos y europeos somos generalmente pasivos en nuestro uso de las redes sociales, en países como China o India los usuarios crean y difunden contenidos de forma habitual. En concreto, el 93% de los usuarios online de China, India, Méjico o Brasil son creadores de contenido activo en las redes sociales, frente al 24% de los usuarios estadounidenses o sólo el 21% de los europeos.

 

 

En definitiva, más que nunca las compañías empiezan a entender que la época de adaptación al Social Media ha tocado fin y es necesario empezar a establecer una comunicación activa con nuestros clientes si queremos aprovechar nuestra inversión en Social Media Marketing. Redes, consumo y usuarios son los tres elementos inseparables que deberemos definir y conocer en la que se puede definir como la época dorada del comercio online.

 

Gráfica: Informe Forrester. ¡Gracias!

Sociabilidad a la española

Uno de los estereotipos que, de cara al exterior, más se repite sobre los españoles, es el supuesto carácter extrovertido que nos caracteriza. Podrá ser un simple tópico o un verdadero patrón de comportamiento, pero de cara a nuestra sociabilidad en el universo online, parece que esta asociación de personalidades no va muy desencaminada.

Según eCircle y Mediacom Science, más de la mitad de las empresas españolas utilizan las redes sociales como herramienta clave en sus estrategias de Marketing, por delante de países como Italia, Francia, Alemania, Reino Unido u Holanda. En concreto, el 51% de las compañías españolas ponen en marcha campañas de Social Media Marketing para el lanzamiento de nuevos productos, fidelizar a los clientes en torno a la marca o mejorar el reconocimiento de la misma.

Las empresas españolas se erigen como líderes europeas en cuanto al uso de redes sociales en el entorno empresarial, aunque los responsables de Marketing de las compañías creen que existen ciertos impedimentos a la hora de segmentar correctamente los mensajes destinados a su público (así lo afirman el 54% de las empresas encuestadas) o  de conocer de forma exacta qué impacto han tenido esas estrategias de comunicación en su audiencia, según 53 de cada 100 compañías.

Pero no sólo en el entorno empresarial se revela pues diversos estudios han destacado la capacidad de los españoles de establecer redes de contactos y de compartir contenidos a través del Social Media. Según la red social Badoo, los españoles encabezan el ranking de usuarios que han conocido a otros individuos con los que previamente sólo habían tenido contacto por la Red. En concreto, se trata de nada más y nada menos que del 79,2%, seguido de franceses (70%), italianos (69,9%) o brasileños (69,5%).

Esta “sociabilidad a la española” no ha pasado inadvertida para los inversores, anunciantes y emprendedores, pues redes sociales “Made in Spain” como Tuenti se han hecho con el mercado de nuestro país. También han surgido nuevas fórmulas y modelos de negocio en Social Media de talento nacional, como Questionity, una red social sobre recomendaciones de todo tipo, así como SPAIN RED nos sorprendía recientemente como red social para conectar artistas españoles en Estados Unidos. La última novedad en Social Media español la trae TUYYOU, que combina el lado más tradicional de las redes sociales en cuanto a contactos, unido al ámbito profesional y comercial.

En definitiva, no cabe duda de que los españoles no sólo son usuarios activos en las redes sociales, sino que también  conforman un núcleo de la creación de nuevas plataformas que cambian radicalmente nuestra forma de comunicarnos en la Red, ya sea con fines comerciales, profesionales o simplemente personales. La “sociabilidad a la española” está más en auge que nunca y nosotros formamos parte de ella.

 

 

Gráfica: alianzo y Susana Martín. ¡Gracias!

Híper-conectados a la Red

El ritmo al que ha crecido Internet en los años de la híper-modernización de las telecomunicaciones y todas las consecuencias a nivel social y económico que ha ocasionado el “boom” de la era digital, sin duda han removido los cimientos de lo que entendíamos por comunicación o acceso a la información hasta la aparición de la Red.

En este sentido, el caso español no dista demasiado de este panorama global que vislumbramos. Según la Asociación Europea de Publicidad Interactiva, el ritmo de influencia de la televisión en los usuarios ha decrecido de forma notable y da paso a Internet como el medio de comunicación al que más tiempo al día dedican los españoles. En concreto, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 61,9% de los hogares españoles dispone de conexión a Internet, incrementándose en más de un 9% el número de Internautas respecto a 2010.

Este crecimiento imparable se explica en gran medida por el marcado rumbo de socialización que ha adquirido la Red en los últimos años con la aparición de las plataformas de Social Media, esto es, la introducción de las redes sociales en la vida de los consumidores españoles. Según este mismo estudio del INE, 9 de cada 10 usuarios de Internet con edades comprendidas entre los 16 y los 24 años, participan de forma activa en alguna red social.

Además, el último informe de comScore revela que el continente europeo encabeza actualmente la lista de horas por habitante en las redes sociales, solamente igualado por los latinoamericanos. En concreto, las mujeres europeas son las que más “enganchadas” están a las redes sociales, pues pasan una media de 8,2 horas al mes en estas plataformas, mientras el sector masculino se queda atrás con un total de 6,2 horas.  En este sentido, los asiáticos son los menos “adictos” al Social Media, pues se colocan a la cola de este ranking con 3,3 horas al mes en el caso femenino, mientras los hombres sólo pasan una media de 2,7 horas al mes en sus perfiles sociales.

 

 

 

Sin duda, todas estas cifras nos hacen empezar a comprender la magnitud en cuanto a influencia y poder que tiene la Red en nuestros días. Un tercio de la población mundial es internauta, lo que supone más de 2.000 millones de personas conectadas vía Internet a lo largo de todo el Mundo. Cifras que no dejan de incrementarse en la Era de la híper-conexión a la Red a todos los niveles y a lo largo de todo el Mundo.

 

Gráfica: Informe comScore.

“Digital Life 2011”: El consumidor social

La llegada del que ya se denomina como “consumidor social” y su asentamiento junto con la explosión del Social Media Marketing, es todo un hecho. Esta nueva tipología del consumidor digital ha sido el principal punto a tratar del estudio “Digital Life 2011”, llevado a cabo a nivel mundial por la compañía TNS.

Como ya se venía avanzando, el nuevo consumidor está caracterizado por dos elementos básicos: es social y móvil. ¿Por qué? Porque navega cada vez más a través de tablets o smartphones, así como se revela un incremento de compras a través de este tipo de dispositivos móviles; y social porque cada día más usuarios están registrados en una o más plataformas de Social Media y forman parte activa de las mismas.

La influencia de la Publicidad televisiva decrece a medida que aumenta el uso de Internet, en el cual los usuarios invierten el 31% de su tiempo de navegación a las redes sociales y a comunicarse con sus contactos. Este rápido crecimiento de las redes sociales es inseparable de la navegación a través de dispositivos móviles: El 49% del uso diario de Internet móvil es dedicado a las redes sociales, lo que fomenta la difusión de contenidos y los comentarios en la Red.

Pero si algo se extrae de este informe de TNS es, sin duda, que los consumidores digitales están en todas partes, todo el tiempo: Dedican una media de 18 horas a su presencia en Internet, lo que sin duda abre un panorama nunca antes imaginado por las marcas para poder reunir en un mismo canal a un gran número de clientes potenciales, durante un largo espacio de tiempo. En este sentido, son los propios usuarios los que creen que las marcas no están llevando a cabo un buen papel en Social Media. En concreto, el 50% rechaza la presencia de las marcas tal y como se está desarrollando en la actualidad, lo que debería hacer pensar a las compañías que desarrollan estrategias en Social Media Marketing si están llevando a cabo el rumbo adecuado y si verdaderamente sus objetivos están definidos de cara a sus clientes.

En resumidas cuentas, “Digital Life 2011”, tras el análisis de más de 72.000 usuarios de 60 países, pone de relevancia la predominancia que ostentan las redes sociales en la actualidad. El Social Media se configura como el principal punto de conexión con las marcas, pues de los 2.100 millones de personas conectadas a la Red, el 84% está presente en las redes sociales y 33 de cada 100 tienen marcas como amigos. De esta forma, las redes sociales se convierten en un escenario ineludible para las compañías que quieran ganar terreno respecto a sus competidores, a través de estrategias de comunicación online con sus clientes.

 

Si queréis saber más de este informe de TNS, podéis consultarlo aquí.

BACK